Un nuevo paradigma en los negocios en femenino para prosperar: La Mujer Ambicionaria

ESCUCHA ESTE EPISODIO EN:

Hoy es relevante y prioridad que las mujeres que lideramos negocios digitales, podamos analizar, comprender y redefinir nuestra relación con la ambición, para prosperar y acelerar el acceso a la equidad de oportunidades.
En el episodio de hoy compartiremos:
¡Y mucho más!

¿Estás lista para construir juntas nuevas redes de apoyo y crecimiento exponencial?

¡Disfruta el episodio!

Felissa: [00:00:03] Bienvenida, querida mujer ambicionaria, a este nuevo episodio de Aceleradora Lab podcast estaremos abordando este nuevo paradigma para las mujeres prosperar en sus vidas y negocios. ¿Qué veremos en el episodio de hoy? Por qué es importante trabajar ahora en redefinir la ambición en nuestras vidas y negocios? ¿Por qué es importante para ti redefinir la relación que tienes con la ambición si quieres liderar un negocio digital de rápido crecimiento? Cómo está definida actualmente la ambición y cómo asociamos este término? Y lo más jugoso? Cómo vamos a redefinir este nuevo paradigma de la mujer aun visionaria para prosperar y florecer? También te compartiremos un recurso de alto valor de manera simplificada para que puedas aterrizar e integrar hoy en tu vida los aprendizajes de este episodio. Quédate hasta el final de este capítulo, porque tú y yo vamos a construir juntas unas nuevas redes de apoyo y la próxima economía de las mujeres. Tú y yo dejaremos de luchar contra todos los sistemas que se han olvidado que los derechos de las mujeres son derechos humanos. Daremos nuestra energía para construir lo nuevo por ti, por mí y por todas las generaciones que vendrán. Suscríbete a nuestro podcast aceleradora. En Apple, Spotify o Google. Por qué es importante ahora que redefinamos la ambición en nuestras vidas y negocios? De seguro te habrás dado cuenta que la ambición tiene una connotación negativa en las mujeres de juicio.

 

 

 

Felissa: [00:02:08] Incluso justificamos nuestras ambiciones, lo cual nos lleva a ponernos límites. Vivimos y hemos crecido en una sociedad con la masculinidad exaltada y reprimiendo la ambición femenina. Y qué nos lleva esto a una falta de coherencia con nuestros propios deseos más profundos en los deseos que saben el camino de que tú y yo sabemos que es posible prosperar en este momento? Todo está cambiando. Ya te habrás dado cuenta de que hay un desplome de viejas estructuras funcionales. Y en ese desplome hay un paso. Hay un paso para que? Para crear lo nuevo, para que podamos redefinir el futuro. Cuando hablamos de ambición lo asociamos a dinero, a poder y a negocios, pero lo asociamos de una manera muy masculina y lo asociamos desde la división de que es para otro, pero no es para mí. Y qué pasa en la división? Que la división nunca, nunca hay ganancia. Las mujeres hoy día están mucho más preparadas que nunca para liderar grandes visiones, grandes negocios conscientes, liderar la próxima economía del mundo y ejercer también puestos de altos mandos corporativos. Pero qué pasa? Al mismo tiempo, las mujeres son las que menos se siguen lanzando, que tienen miedo al fallo, que siguen buscando la perfección en todo. Que se dejan arrastrar por los auto sabotajes y tenemos un gran camino todavía con él merecimiento. Y al mismo tiempo hay otra cara de la moneda que la mujer se enfrenta.

 

 

 

Felissa: [00:04:07] Y es a la conciliación familiar, porque sabes que nosotras las mujeres, siendo prósperas manifestadoras natas, somos naturalmente abundantes. Al final somos muy ambiciosa, queremos todo, queremos la plenitud. No queremos sólo una pieza de ese 1 por ciento de materia, queremos el 100 por ciento de todo lo que compone el universo. Entonces, cada vez que queremos lograr un objetivo empresarial para allanar un camino, crear uno nuevo requiere de nosotras un foco tremendo, tremendo. Pero si no hemos aceptado la ambición como algo positivo, como parte de la evolución de la humanidad, no podemos crear esos nuevos tejidos y redes para sostenernos a nosotras mismas y sostener a las demás. Las mujeres, sin duda, necesitamos espacios para expresar nuestros desafíos. Necesitamos aprender a pedir y a recibir ayuda, y necesitamos entornos que celebren e incentiven a las mujeres aún visionarias, que te voy a explicar más adelante de qué se trata en vez de criticarlas, porque a veces somos nosotras mismas que hemos detenido este crecimiento hacia un nuevo paradigma. Voy a decir algo. ¿Por qué es importante que tú aprendas esto ahora y que lo aprendamos juntas? Porque sin ambición, querida amiga, querida mujer aun visionaria, no podemos liderar una gran visión. Una pequeña visión no nos va a hacer saltar, no nos va a hacer saltar de la cama en esos días difíciles que en el emprendimiento son muchos y en la vida en general son bastantes.

 

 

 

Felissa: [00:05:52] Y si unimos la vida personal con lo que conlleva liderar un negocio, pues uff, es abismal. Y si tú vas por un negocio consciente de rápido crecimiento que transforme al mundo y tu mundo, es hora de hacer las paces y redefinir la ambición y la ambición. Michelangelo, artista de renacimiento italiano, el que también pintó la Capilla Sixtina, pues cuando él hizo al David, él decía que él veía un bloque de piedra. Él veía la escultura, él veía esa pieza final de arte tan relevante y por eso hoy viene lo que es. La visión y la ambición van juntas. Y cómo está definida la ambición actualmente? Porque para cambiar algo tenemos que comprender como está en este momento. La RAE nos dice que la ambición es el deseo ardiente de conseguir algo, especialmente poder, riquezas, dignidades o fama. Es algo que se desea con vehemencia. Y me llama mucho la atención lo del deseo ardiente. Porque Napoleón Hill, si no lo has estudiado, habla de desde el inicio al fin de este deseo ardiente, de esta vehemencia. Y habrá podido anotar en todas las personas, incluso las mujeres que han logrado triunfar, ha logrado liderar grandes visiones que han transformado tu vida en la mía. Han tenido un deseo vehemente y como nos dice la RAE, eso también está asociado a dignidades. Y cada vez que tú dices yo voy por la excelencia, quiero ser mejor en mi campo lo que hago, servir mejor a mis clientes, liderar un negocio organizado, sistematizado, que realmente me dé libertad.

 

 

 

Felissa: [00:07:44] Todo esto está directamente relacionado con la ambición. Si estudias a las mujeres que tú admiras, que te inspiran, ellas están llenas de ambición. Tú piensas que Kamala Harris hoy fuera vicepresidenta sin ambiciones y visión? Verdad que no.. Entonces, ¿por qué tú y yo nos vemos en el conflicto con la ambición? Y te voy a leer porque es porque es importante redefinir esta relación que tenemos con la ambición. Te voy a leer de mi libro Transforma tus finanzas en 30 días que lo lancé hace dos años, en 2019. Hace dos años. Hoy, verdad? No sé cuándo estarás escuchando este episodio. Te voy a leer un fragmento donde en el día dieciséis, que si tienes el libro, te invito a que vayas a la página 68 para que trabajes la ambición. En el libro hablo sobre la ambición y sobre la visión. Son dos temas que llevo muy en el corazón y te voy a decir porque es importante redefinir esta relación con la ambición para prosperar en tu vida y tu negocio. La ambición es un regalo de la vida, nos ayuda a avanzar, nos impulsa a salir de la media, del promedio de la mediocridad. Hay poco que pueda hacerse en el aspecto económico y en otras áreas de la vida por una persona poco ambiciosa.

 

 

 

Felissa: [00:09:16] La ambición es un deseo ardiente, un anhelo vehemente, un deseo intenso que nos lleva al compromiso del 100 por ciento para lograr cualquier objetivo que consideres tuyo. Es la semilla necesaria para crear. Entonces. Sin esta semilla de ambición, sin esta semilla de fuego, de deseo ardiente, no hay compromiso al 100 por ciento para liderar tu gran visión, ese regalo que te ha sido entregado solamente a ti. Íbamos a entrar a redefinir este nuevo paradigma para las mujeres prosperar en sus vidas, en sus negocios. El acelerador a hemos redefinido este término como la mujer aun visionaria. ¿Y quién es esta mujer? Es una mujer ambiciosa y visionaria que acepta su potencial para ganar más, prosperar, servir al mundo a todo corazón y hacerlo desde la conciencia y con sus mejores talentos. Es una gran visionaria estar llena de un deseo ardiente y que al mismo tiempo le permite trascenderse. Porque una mujer aun visionaria siempre puede ver más allá y deja de exprimirse para ahorrar hasta el último centavo. Trabajar como una esclava deja de conformarse con los condicionamientos sociales, culturales, económicos y todo lo que le ha dado el entorno que no le es útil para su siguiente etapa. Una gran visionaria simplemente comienza a explorar su potencial para ganar más, servir más. Vivir la visión de su corazón y poner a disposición del mundo sus mejores talentos.

 

 

 

Felissa: [00:11:25] Porque una mujer ambicionaria y ha comprendido que la ambición y la visión son regalos de la evolución para la evolución de la humanidad. Y poder desde ahí. Una Una mujer ambicionaria visionaria sabe que la ambición y la visión son regalos para evolucionar y llevarnos a todos, elevarnos a todos, donde esa mujer ha recibido una visión sagrada y sabe que es posible, que podemos llegar a una gran visionaria, decide cuánto ganar y cómo hacerlo porque juega bajo sus propias reglas. No se deja condicionar por lo que dice el entorno. Prueba, experimenta y va por más. No se disculpa por soñar en grande. Por Dios, una mujer ambicionaria, retiene una confianza en la fuente que todo lo provee y en ella misma está determinada, triunfaré a fallar. Y por qué triunfar y fallar? Porque el fallo es parte del camino. Tenemos que normalizar, fallar, pero sobretodo estamos gran visionaria. Está decidida a vivir su máximo potencial en esta tierra y como puede ver más allá. Estamos gran visionaria. No va sola. Lleva con ellas a otros personas. Lleva. Ella vio un camino. Ya lleva otras personas porque su misión es elevarnos a todos. Nunca se disculpa por querer más de la vida. Ella es un amor misionarios, brutalmente honesta con ella misma. No se conforma si no está alegre. Si sabe que puede llegar más allá, pues no se disculpa por querer más. Es natural.

 

 

 

Felissa: [00:13:20] Son nuestros deseos, nuestros deseos naturales. Los deseos del alma son grandes. Sólo deseo de Leo que quieren que seamos pequeñas. Una mujer ambicionaria trabaja para la maestría. Renuncia a la mediocridad en todo lo que hace. Se compromete con la excelencia, con hacer lo mejor cada día, con aprender más. Como decía Maya Angelou. Cuando sepamos más, lo hacemos mejor. O sea, hasta que lo hacemos bien, lo hacemos bien. Pero cuando sepamos más, lo hacemos mejor. Y eso es la excelencia. No es perfección. Las mujeres estamos siempre en conflicto con la perfección y no sacamos las cosas en el timing que debemos hacerlo. Esto debemos cambiarlo disolviendo estos conflictos profundos que llevamos. Una mujer ambicionar chicas está dispuesta a pagar el precio de su visión. Todo, todo, todo tiene un precio, pero ella sabe que cuando ella pague ese precio es cuando se trasciende contra todo viento y marea, contra todo pronóstico. Que le dijo a esa mujer que ella no podía, que eso era sólo para algunos, que ella no podía triunfar, que en ese sueño que ella creía no era posible, que ese negocio no iba a funcionar, que eso no iba a ser posible. Entonces esta mujer paga el precio en su visión y se trasciende a sí misma. Una mujer ambicionaba, lidera una gran visión y se deja guiar por todos sus talentos. Ella se encuentra a sí misma y desde ese encontrarse acompaña a otros a encontrarse y liberarse, hacer lo mismo porque ella es un espejo para la humanidad.

 

 

 

Felissa: [00:15:09] Esta mujer, aun visionaria, guía a otros a descubrir sus propios diamantes en bruto para que cada uno pueda brillar con su propia luz. Incluso si descubrir estos diamantes implica pasar por el fuego, ese fuego, como el precio, no es simplemente una mujer aun visionaria. Te habrás dado cuenta que no cabe en una caja. No hay algo que la defina, porque hay tantas visiones, definiciones como mujeres aun visionarias existen en el mundo. Siempre una mujer ambicionaba nos va a sorprender porque se supera a sí misma. Cada mañana vea nuestro perfil de aceleradora Lapp en Instagram y declara junto a nosotras Yo soy una mujer, ambicione Daria. ¿Sabes por qué? Porque que otros no puedan ver lo que tú has visto que es posible no quiere decir que no exista porque ya existió en tu mente. Y la mente es la fábrica donde se construye la realidad. Esa es la parte de arquitectura, la parte de formación. Lo último que tenemos es la acción para construir en el mundo exterior. Sabes que nos hemos desarrollado, como decía al inicio, en una sociedad de masculinidad exaltada, pero tenemos que tener atención al no pasar a una feminidad exaltada, porque nuestra función en este nuevo paradigma es aportar el equilibrio. Que se celebren las ambiciones de todos los humanos. Que se celebre todo esto libre de juicios.

 

 

 

Felissa: [00:16:50] Que aprendamos a ir por la plenitud, no por pedazos y ni dejando pedazos. Tampoco en el camino, sino que podamos redefinir lo que es importante para una mujer que lidera un negocio digital de rápido crecimiento, que es importante para ella su negocio, su familia, su tiempo libre, su formación, todo lo que sea importante. Debemos redefinirlo y hacerlo desde la ambición a lo grande y vamos a redefinir las reglas actuales del juego. Pero no podemos cambiar lo que no sabemos como funciona. Por eso comenzamos a hacer exploración, sea de lo que está en nuestro entorno y de nosotras mismas. Cómo asociamos esto? Porque no podemos crear uno o paradigma uno, movimiento desde el ego, desde la separación y desde la desarmonía. Es justo lo opuesto. Como te decía, buscamos la unificación de lo que funciona y de lo que ha faltado en la conversación, porque cuando iniciamos guerras, conflictos, divisiones, nadie gana, verdad? Entonces vamos a reconocer. Aceptar dónde estamos. Sanar y redefinir. Te invito a descargarte la guía que acompaña este episodio para que puedas integrar y aterrizar todos los aprendizajes en tu vida y en tu negocio. Ya sabes que nos encanta pasar de la teoría a la acción y como dijo Coco Chanel, una mujer debe ser dos cosas quien ella quiera y lo que ella quiera. Ha sido un placer compartir contigo hoy. Hasta la próxima.

 

Suscríbete al podcast y compártenos tu opinión

 

¿Estás suscrita al podcast? Déjanos tu opinión en tu plataforma favorita y ayúdanos a amplificar este mensaje para que más Mujeres Ambicionarias se unan a nosotras y juntas podamos prosperar.

¿No estás suscrita? ¡Qué esperas! No te pierdas todo el contenido de alto valor sobre negocios digitales de rápido crecimiento, sostenibles y escalables.

 

¡SUSCRIBETE AHORA! 

¿Hay algún tema que te gustaría que tratáramos en nuestros contenidos?

¿Quieres participar en el podcast?

¿Qué te ha parecido este episodio? Compártenos tu opinión en los comentarios.

 

Con amor y por tu prosperidad,
– Felissa
Ps: ¿Te gustaría conocer los 14 pasos cruciales que te ayudarán a conectar con clientes de alto nivel, repeler a los "freebie seekers", separarte de las masas en un mercado saturado y acelerar el crecimiento de tu negocio digital?

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *